La Asociación Dedines (Defensa del niño y niña con discapacidad y necesidades especiales) organiza un año más la Carrera por la Discapacidad de Getafe. Este año, coincidiendo con el 10º Aniversario de su lucha, se celebrará la octava edición de este evento el domingo 29 de Septiembre, con el fin de recaudar fondos para las terapias y el día a día de la Asociación y de sus 45 niños con pluridiscapacidad, además de para seguir fomentando la visibilidad e inclusión real de estos niños y niñas.

Cada año la sociedad de Getafe y alrededores se vuelca en la causa, llegando a reunir a alrededor de 4000 personas entre atletas y familias, porque este evento, ya clave en el calendario de la localidad, es más que una carrera. Es una fiesta para todo el mundo por la lucha de los niños con discapacidad.

Tres carreras se desarrollarán en la mañana. La prueba handbike, estrenará el recorrido por las calles de la ciudad. La carrera de 10 km, para los más deportistas, actualmente en proceso de homologación, incluirá a su vez el V Campeonato de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Fuerzas Armadas y Servicios de Emergencia, en el que sus miembros compiten entre ellos mismos para ver quien cruza antes la meta, como agradecimiento y reconocimiento a la labor que realizan. En la última categoría competitiva, los corredores lucharan por hacerse con uno de los trofeos Dedines acabando primeros los 5 km del recorrido.

El cierre y centro de la mañana será la Marcha Simbólica, el acto que hasta ahora a reunido a más gente. Miles de personas de toda índole, desde niños a personas mayores y familias enteras, correrán de la mano de los niños y niñas Dedines los 500 m que los separan de su meta.

La organización del evento, con la ayuda imprescindible de voluntarios, empresas e instituciones, prepara cada vez más actividades y performance para el disfrute de todos: tiro con arco, exposición de vehículos del ejército, ludoteca, esgrima y muchas cosas más. Todo acompañado por música y muñecos de la Warner y Star Wars. También habrá para servicio de los asistentes, duchas cedidas por el ejército y una barra solidaria en la que los beneficios de comida y bebida irán para la Asociación.

Será una mañana de celebración, deporte y solidaridad en la que todo el mundo se volcará con la causa de los niños y niñas con discapacidad.