Especialistas en enmarcaciones y bellas artes desde 1979

Interior de la tienda en los años 80.

Arte Muñoz empezó su actividad en el año 1979 en la C/ Felipe Estévez, 26 de Getafe. Se trata de un negocio familiar que fue fundado por Guillermo Muñoz Romero y su hermano Laureano.
La viva inquietud de Guillermo por el arte y la pintura desde niño le lleva a montar su propio negocio de enmarcación, pintura de retratos y las bellas artes. Guillermo llega de Cuenca a principios de los 70 para establecerse en Getafe, primero gestiona una pequeña floristería junto a la Universidad y luego decide hacer un negocio enfocado al arte que es lo que siempre le ha gustado. En los primeros años era algo desconocido en la localidad, y a medida que fueron pasando los años y tras un duro trabajo y esfuerzo, el boca a boca de sus clientes empezó a dar sus frutos y se dieron a conocer en la ciudad.

A finales de los 80 y principios de los 90 se especializan más en el tema de la enmarcación y el volumen de trabajo era muy grande, la gente llevaba sus cuadros, láminas y trabajos de punto de cruz, entre otros, para que Arte Muñoz se lo enmarcara. Al mismo tiempo se trabaja la pintura, la escultura y la delineación, que ya en el año 2000 dejan de trabajarla y se van introduciendo otra serie de técnicas y novedades al negocio.

La forma de trabajo es algo que también ha cambiado, se ha ido evolucionando en la calidad de los materiales y la maquinaria. En los inicios empezaron a fabricar cuadros a mano, era mucho más trabajoso que en nuestros días. En la actualidad se trabaja con maquinaria de aire comprimido, que es un proceso más rápido y exacto, pero sin dejar de lado el trabajo artesano que les caracteriza desde los comienzos.

Guillermo trabajando en el taller, en 1985 aproximadamente.

Raúl Muñoz, hijo del fundador y actual propietario, nos recuerda cómo era el proceso de enmarcación en los comienzos, cuando se enmarcaba con clavos y martillos y ahora se hace con una pistola de aire comprimido. Antiguamente había menos información de cómo realizar este tipo de servicios y hoy en día hay más accesibilidad para encontrar información.

El volumen de fabricación también ha cambiado por la maquinaria, antes se permitían fabricar unos veinte cuadros a la semana y ahora pueden hacer hasta cien, por lo tanto, se ha evolucionado en rapidez, pero también en calidad por los materiales y la maquinaria. En los años 80 a la hora de fabricar los cuadros, se sujetaba en un bastidor de cuerda y se dejaba secar, se hacían con clavos y martillo. Por aquel entonces la demanda era muy pequeña, se fabricaban dos cuadros por semana, pero a medida que les fueron conociendo, les fueron solicitando más cuadros. Seguidamente, en el año 83 se empieza a introducir maquinaria manual más profesional para fabricar los cuadros hasta que se introducen las maquinas más modernas de comprensión en el año 2000.

En el año 2013, el hijo de Guillermo, Raúl Muñoz, se incorpora al negocio, hasta que los fundadores se jubilan hace cuatro años y es él quien se queda con las riendas del negocio y se hace cargo de todo.

Guillermo Muñoz pintando uno de sus cuadros para exponer y poner a la venta, en los años 70.

Los productos y servicios también se han ido adaptando a la demanda y necesidades. En los inicios se dedicaba a la enmarcación con dos líneas de cuadros y había mucha demanda de bellas artes, óleo, maquetas (aviones, barcos y coches teledirigidos) donde fueron pioneros en introducirlo, como por ejemplo los aviones de radiocontrol con gasolina. A su vez, se dedicaban a material de delineación. La primera etapa fue algo complicada, pero pasando los años fueron introduciendo nuevos servicios. En los 90 introducen la enmarcación y se fueron especializando en enmarcaciones difíciles como el punto de cruz, puzles de 10.000 piezas, banderas gigantes, camisetas, etc. Teniendo también todo tipo de maderas y de cuadros, con materiales de calidad. Y ahora se ha vuelto a recuperar el mundo de maquetación y hobby pero actualizado con motores eléctricos, ahora hay drones.

La demanda de productos también ha cambiado y se ha ido ajustando a las necesidades de los clientes, al principio se demandaba mucho cuadro de marquetería y de alta calidad, ahora ha evolucionado a otro tipo de cuadro más sencillo y económico.

Actividad en la puerta de la tienda en 1996 cuando la calle Felipe Estévez fue declarada como calle peatonal.

En cuanto al local, están ubicados desde que empezaron en el mismo lugar, en la C/ Felipe Estévez, 26, y recuerdan que por esta calle antes pasaban coches, hasta que pasa a ser peatonal. El local no ha cambiado en nada, sigue con la misma fachada con dos escaparates, uno dedicado a arte y otro a hobby, en el interior encontramos la misma distribución. Es un local de 80 m2 dividido en tienda y almacén, con una amplia fachada de unos 10 metros y dos grandes escaparates donde se muestra sus enmarcaciones y bellas artes. En la tienda puede encontrar todo tipo de enmarcaciones, bellas artes y manualidades. Y dentro de las bellas artes hay acuarelas, pasteles, aerógrafos, acrílicos, etc. Por un lado, hay fabricación de cuadros con composiciones muy especiales y todo tipo de productos y materiales de bellas artes para pintores.

Arte Muñoz es un negocio familiar, donde los hijos han ayudado siempre que han podido desde muy pequeños. En este sentido, Raúl recuerda que cuando era un niño cogía un cúter y se ponía a hacer esculturas de madera mientras veía a su padre trabajar con las molduras. Y a día de hoy es su padre quien le observa cómo trabaja, dándole una serie de consejos y pautas para que siga llevando el negocio con la misma ilusión que él lo inició allá por 1979.

En Arte Muñoz seguirán trabajando con la enmarcación auténtica y artesana para diferenciarse de la industrial y prestar ese servicio personalizado y de calidad a cada uno de sus clientes. Con la ilusión y las ganas de los inicios, para seguir viendo a clientes de toda la vida y atender incluso a tres generaciones que les llegan a comprar. Son cuarenta años en el sector, en los cuales esperan cumplir otros cuarenta años más.

Raúl Muñoz, hijo del fundador y actual propietario de Arte Muñoz.

Texto: Natalia Sánchez Martín-Albo
Fotos: Arte Muñoz