Más de 50 años transportando ilusiones en la ciudad de Getafe

La historia de la empresa de Enrique Muñoz se remonta al año 1964 cuando decidió comenzar a llevar a sus compañeros en furgoneta hasta el sitio donde trabajaban. A los 14 años ya pertenecía a la plantilla de Construcciones Aeronáuticas S.A., y todos los días veía a sus amigos ir andando o en bicicleta al trabajo, los cuales tardaban mucho en llegar a su trabajo, por este motivo, cuando se sacó el carnet de conducir tuvo la idea de ofrecer sus servicios de transporte. “Tenía que poner bancos de madera, la gente iba hasta de pie”, comenta Enrique, por lo que tuvo que aumentar las plazas y transformó la furgoneta en un minibús en el que entraban hasta quince personas.

 

Durante tres años, hasta sus 34 primaveras, siguió trabajando en C.A.S.A., y al mismo tiempo ejerciendo de conductor de autobús, por lo que ganaba un dinero extra en cada trayecto, aunque en aquellos años estaba prohibido. Seguidamente decidió dejar su trabajo y empezar el suyo propio, ya que obtuvo la primera ruta del Colegio Divina Pastora de Getafe, por lo que se convirtió en la primera empresa de autocares de esta localidad.

Izq.: Enrique Muñoz, en la carretera de CASA en 1961. Dcha.: un autocar Muñoz en 1999 en el cerro de los Ángeles.

Con los años le fueron saliendo más rutas, una de ellas ya no era solo en su ciudad, sino que tenía que llevar a los pasajeros desde la Ciudad de los Ángeles a Getafe, ya que los transportaba a la piscina y el baile de la Costa de Vigo, lo que hoy en día se conoce como la zona de Magallanes, frente a la Universidad, “las carreteras no eran lo que hoy en día son, antes eran caminos. Una vez tuvieron que venir a sacarme los bomberos, debido a que me quedé atrapado en un barrizal, porque ese día había caído mucha lluvia”, explica Enrique Muñoz.

Poco a poco tuvo que aumentar primero el número de plazas de su autocar y seguidamente la cantidad de autocares, hasta llegar a tener cinco unidades, debido a que los trabajos iban en aumento.

Autocares Muñoz e Hijos
El dueño de los autocares de Getafe tuvo dos hijos con su mujer, Benilde Navarro, también trabajadora en dicho transporte pero no conduciendo sino cuidando a los niños que transportaban a los colegios. El mayor de los hijos, Juan Carlos Muñoz, comenzó desde muy pequeño a acompañar a su padre en las rutas que hacía diariamente, después de salir del colegio: “Me montaba con mi padre en el asiento de copiloto porque me encantaba y en ocasiones también cobraba a los pasajeros”, recuerda Juan Carlos. Por este motivo, el hijo mayor en cuanto cumplió los 21 años y se sacó el carnet de conducir decidió empezar a trabajar con su padre, llevando autocares y haciendo rutas como lo había aprendido de su padre desde pequeño. Lo mismo hizo el menor de la familia, Raúl Muñoz (actual dueño de la empresa).

De esta manera, Enrique Muñoz decide poner nombre a la empresa familiar en 1990 y pasó a llamarse Autocares Muñoz e Hijos. Todos los miembros de la familia comienzan a trabajar en la empresa, pero además tienen que contratar a más personas, por la buena acogida que tuvo el negocio. Tuvieron que comprar también una nave donde guardar todos los autobuses y así tener un lugar donde poder organizarse, este sitio se encontraba en el Paseo del Ferrocarril.

 

Permiso de conducción de Enrique Muñoz.

Los servicios que ofrecían eran tanto para transporte escolar como para empresas de trabajo, para bodas, entre otros. “Uno de los trabajos más especiales fue cuando el equipo del Getafe C.F. nos llamó para trabajar con ellos, debido a que yo soy de toda la vida de Getafe y, por supuesto, seguidor del equipo, para mí fue un honor poder llevarles con mis autocares a cualquier destino”, dice el antiguo dueño con una sonrisa en la boca.

Servicios en España y Europa
Durante los más de 50 años de vida de la empresa han vivido muchas anécdotas, desde el cruce de ovejas por los caminos antiguos, recibir el golpe de un cura con su moto al saltarse un semáforo, llevar cazadores para que realizaran su actividad, tener que huir de ciudades perseguidos por hinchas de equipos de fútbol, etc.
La empresa terminó prestando sus servicios por toda España e incluso Europa. Tal es la importancia de Autocares Muñoz que les solicitaron exponer uno de sus vehículos en la Feria Internacional del Automóvil de Barcelona, mostrando su vehículo Pegaso en el año 1982, que fue su primer autocar con aire acondicionado y vídeo, coincidiendo con el boom de estos imprescindibles accesorios hoy en día.

En 1998, D. Enrique se jubiló aunque sus hijos siguieron la esencia del padre en todo momento, ya que no querían que todo el trabajo que realizó se perdiera. Actualmente, la empresa, que se encuentra situada en el Polígono de los Olivos, pertenece al hijo menor, Raúl Muñoz, que indica que “es un orgullo para mí poder llevar el apellido de mi padre y poder seguir trabajando en lo que mi padre ha cuidado con tanto cariño”. En estos momentos, cuentan con cuatro vehículos y más de veinte rutas diarias fijas, además de otras eventuales, que varían según la época del año.

A día de hoy, vayan por donde vayan de la ciudad de Getafe, Enrique Muñoz y su mujer, Benilde Navarro, son reconocidos, “nos paran por la calle para saludarnos y recodarnos momentos que hemos vivido juntos, aunque yo ya con la edad hay muchas veces que no me acuerdo porque cuando yo los conocí eran niños pequeños y ahora tienen sus trabajos, sus hijos. Pero esto es una de las cosas más bonitas que nos ha pasado, debido a que si tienen palabras de agradecimiento es porque hemos hecho las cosas bien”, recalca orgullosa y feliz la madre de la familia.

En definitiva, una empresa familiar, cercana y en la que confiar para cualquier tipo de transporte de personas, que está basada en el trabajo constante, intentando mejorar en todo momento después de 54 años y no perder la esencia que Enrique Muñoz creó.

Izq.: el primer vehículo, una furgoneta Volkswagen convertida en minibús en 1965; centro: segundo autocar, marca Barreiros, con dos pasajeros en la puerta; Dcha.: Juan Carlos Muñoz en 1985, con 22 años.

Texto: Icíar Muñoz Chamorro
Fotos: Autocares Muñoz, Ayer&hoy