El Gobierno Municipal ha recordado que no habrá incremento en el precio de las viviendas.

Las obras de las 147 viviendas públicas de El Rosón comenzaron ayer tras la firma del Acta de Replanteo con la nueva empresa adjudicataria.  Esto supone que se retoman los trabajos que fueron paralizados en verano de 2019 de forma unilateral por parte de la Unión Temporal de Empresas (UTE) conformada por OCA y OPROLER.

El concejal de Vivienda, Ángel Muñoz, ha destacado “la rapidez con la que la EMSV ha dispuesto todos los procesos administrativos necesarios para que las obras fueran adjudicadas nuevamente y los vecinos disfruten de sus viviendas lo antes posible en un proceso transparente y conforme a la ley”.

El pasado 17 de diciembre se firmaba el contrato con la UTE ABALA-FACTO-ORTHEM, que ahora contará con 11 meses para finalizar las obras. Desde entonces se han mantenido reuniones continuas desde la EMSV para la organización y preparación de este inicio de obras. Además, se han realizado trabajos de limpieza de la zona, contratación de suministros para la obras y de subcontratistas para realizar los trabajos necesarios.

La EMSV ha informado, como en ocasiones anteriores, de estos avances a través de correo electrónico a todos los vecinos y vecinas adjudicatarias de estas viviendas públicas. De la misma forma el Gobierno Municipal ha recordado que los distintos inconvenientes no supondrán en ningún caso un incremento del precio de las viviendas ya adjudicadas.

Alquiler público

Entre estos dos nuevos edificios habrá un total de 60 y 87 viviendas respectivamente, de las cuales estas 23 están destinadas al alquiler público por decisión del actual Gobierno Municipal. Todas ellas contarán con la calificación energética A, lo que supondrá una reducción en el pago de facturas, y la consolidación de un proyecto que cuida la protección del medio ambiente.

Estas viviendas cuentan con 90 metros cuadrados aproximadamente, con garaje y trastero, siendo el alquiler de todas ellas con un coste por debajo de los 600 euros, hasta un 40% más bajo que el precio del mercado privado.