Parece que Bordalás ha encontrado el once ideal. Con tres arriba tenemos pólvora, y se hace notar. Jorge Molina, Ángel y Ndiaye. El Getafe escala peldaños y ya está en mitad de la tabla.
Los últimos minutos devolvieron al Getafe frente a la Real Sociedad parte de lo que le habían quitado en partidos anteriores. Al cuadro de Eusebio, que se adelantó muy pronto con un gol de Oyarzabal -su mejor jugador- se le escapó un partido de los que hacen daño. Los cambios le sentaron de maravilla al Getafe. Entre Portillo y Ángel fabricaron el empate y el propio delantero forzó el penalti del 2-1, que transformó Jorge Molina. Al cuadro de Bordalás, un mar de dudas tras los últimos resultados, le hizo daño el gol, como no podía ser de otra forma. Quiso presionar, pero no lo hizo bien y la Real salió de las emboscadas con facilidad. El partido, y el Getafe, fue otro en el segundo acto. En especial, tras los cambios. Los agradeció el cuadro de Bordalás. Portillo mostró el fútbol del que carecieron la mayoría de sus compañeros, y Ángel dio a los centrales de la Real Sociedad el trabajo que no estaban teniendo. Vivieron cómodos hasta la salida del ‘9’ del Getafe, que buscó y encontró las cosquillas a Elustondo e Iñigo, ya sin Diego Llorente, sustituido por lesión. La Real quiso ganar y el Getafe encontró su momento para asestar otro golpe, el definitivo. Jorge Molina bajó un balón de cabeza con mucha inteligencia y Ángel estuvo más rápido que Iñigo Martínez, que metió la pierna y derribó al delantero azulón, un auténtico revulsivo. Jorge Molina marcó desde el punto y el Coliseum al fin celebró en los últimos minutos.

Empate en Villamarín que no satisfizo a nadie
Visitábamos el Benito Villamarín, estadio que nos mandó a Segunda, y había que quitarse una espina clavada desde el año pasado. El Getafe dejó pasar una ocasión de oro para llevarse los tres puntos en un partido que tuvo prácticamente ganado, con 0-2 a favor y un Betis completamente roto, pero que no fue capaz de rematar. Al equipo de Bordalás le faltó oficio en el tramo final y terminó cediendo un empate que no dejó satisfecho prácticamente a nadie. La presión adelantada de los azulones dificultó mucho la salida de balón desde atrás del equipo de Setién, que no se sentía cómodo sobre el césped. Y de ese atasco verdiblanco, que dura ya casi un mes, sacaron petróleo los de Bordalás. En su primer acercamiento al área de Adán, que se quedó a media salida, Bergara remató a la red una falta lateral magistralmente lanzada por Antunes. En el minuto 33, Jorge Molina protagonizó una rápida contra por la banda derecha y su pase atrás, horriblemente despejado por Mandi, llegó a las botas de otro exbético, Portillo, cuyo disparo, tras rebotar en el central argelino, terminó en la red. Segundo gol visitante que disparó todas las alarmas en Heliópolis y provocó los primeros pitos.

Tras el descanso el Betis despertó, y llegó el primer gol verdiblanco de las botas de Sanabria (minutos antes Molina perdonó el tercero). Le entró el pánico al técnico alicantino y de tres delanteros pasó a tener solo uno, Molina, error clamoroso que debe corregir en más de una ocasión. Al conjunto sevillano le dio alas y con uñas y dientes consiguió el empate. Un punto que supo a gloria visto lo visto.

El Getafe atropelló al Alavés de salida
Póker del Getafe en casa. Los azulones han hecho el mejor partido de la temporada en el que se han impuesto por 4-1 al Alavés. El Getafe saltó al Coliseum convencido de lo que tenía que hacer para tener un partido plácido ante el Alavés. Dos goles rápidos y a dormir el partido. El primero a los 7′ con un doble cabezazo de Markel Bergara y el segundo lo anotó Molina desde el punto de penalti. Las ocasiones del Getafe se sucedieron, pero las fue salvando todas Pacheco. En la segunda parte, el Alavés reaccionó y cuando mejor jugaba Ángel se sacó dos goles de la manga para cerrar el partido. Santos recortó distancias, pero la distancia en el marcador era similar al fútbol que proponen ambos conjuntos.

Por otra parte, la recuperación de Pacheco y el regreso de Gaku Shibasaki es una de las mejores noticias para la afición. Y otra gran noticia es que estamos de estreno, se inauguró la nueva tienda oficial en la avenida Teresa de Calcuta, frente al Coliseum Alfonso Pérez, ¡vamos azulones, que se note que estamos creciendo!