Seguir formándose es clave principalmente para mantener o encontrar un empleo. Prácticamente la mayoría de las personas tienen claro que la sociedad exige y avanza cada vez más deprisa, tanto es así, que para no quedarse estancado se debe estar en constante formación. Seguir aprendiendo, actualizarse o apostar por nuevas iniciativas formativas son claves en el mundo laboral de hoy en día, cuanta más formación, más oportunidades de trabajo. Del mismo modo pasa con gran parte de los sectores de nuestro país que deben renovarse casi a diario, parte de culpa la tienen las nuevas tecnologías que avanzan a un ritmo agigantado.

En la actualidad, cualquier profesión requiere estar al corriente de las últimas novedades del sector para poder progresar, principalmente debido al avance tecnológico. Esto obliga a estar en un continuo aprendizaje, bien con formación presencial o a distancia. Son pocas las cosas que garanticen a día de hoy un acceso seguro al mercado laboral, o incluso mantenerse en él. Por eso, contar con una mayor formación y conocimientos actualizados en el área profesional que se desarrolla es algo que valoran mucho las empresas. A mayor formación, más y mejores oportunidades laborales, coinciden los expertos e incluso los ciudadanos consultados en nuestra sección de El Termómetro.

El laboral es uno de los principales motivos para estar en continuo aprendizaje durante toda la vida y ya desde niños encauzamos nuestra educación o formación en aras a desarrollar una futura profesión a nuestro gusto o interés. Pero existen otras razones para adquirir conocimientos como el simple hecho de querer saber más o dominar alguna parcela sobre la que siempre se ha estado interesado.

A la hora de encontrar trabajo, el estar en constante formación es una buena herramienta para estar actualizado, teniendo más posibilidades laborales. Sí es cierto que en nuestro país se han visto disminuidas las oportunidades laborales desde que comenzó la crisis económica, aunque el mercado comienza a dar signos de mejora. Contar con formación especializada es algo que aumenta potencialmente las posibilidades de conseguir un nuevo o mejor empleo. Encontrar trabajo es complicado, bien es cierto que lo tendrán más fácil los que mejor preparados estén. Y aún con un puesto de trabajo, es necesario seguir creciendo profesionalmente.

Actualmente vivimos en un momento en el que el mercado laboral busca a personas que son capaces de demostrar lo que saben, siendo un atractivo para ser contratados por las empresas. Seguir formándose es casi obligatorio hoy en día por muchas carreras o experiencia laboral que se tenga. Continuar una formación sirve, no solo para obtener más conocimientos, sino para ampliar y mejorar estos, actualizarlos y conseguir demostrar con un documento acreditativo que estás capacitado.

Realizar diferentes cursos y renovarse continuamente, son claves para no quedarse estancado, más si cabe, con la gran evolución que sufre la tecnología cada año. ¿Cómo invertir el tiempo libre? Si eres desempleado lo esencial es mantenerte activo y no esperar a que el trabajo venga por sí solo, hay que hacerse notar y demostrar interés por mantenerse actualizado en tu campo de trabajo, y porqué no, también en otros. Cuanto más abarques, más posibilidades existen de encontrar un buen empleo, además de poder ayudarte a encontrar tu vocación. Igualmente sirve para conocer personas que están en tu misma situación, compartir experiencias y poner en común ideas para mejorar. Si eres trabajador en activo, debes invertir ese tiempo en la capacitación para ser mejor y poder aportar conocimientos a la empresa.

Nunca sabes cuándo puede finalizar tu contrato laboral, por lo que la mejor manera es mantenerse actualizado para competir en el mundo laboral actual. Hay muchas maneras de realizar cursos, bien de forma presencial u online, donde poder obtener esos conocimientos diarios para seguir formándote.

Claves para desarrollarse profesionalmente
Como ya hemos mencionado, la formación a lo largo de la vida es clave para mantenerse activo en el mundo laboral. Después de los estudios obligatorios que te llevarán a poder trabajar en un determinado sector profesional, para prosperar en este sector o cambiar, será necesario no dejar de formarte a lo largo de tu carrera profesional, sólo así se podrán alcanzar los objetivos que cada uno se proponga. Es primordial tener presente el cambio constante que se vive en el mercado laboral, por lo que es importante formarte a lo largo de la vida. No es cuestión sólo de formarse en aspectos técnicos de tu profesión, se puede adquirir igualmente una formación más variada en idiomas, conocer otras culturas, comunicaciones, etc.

Un empleado, además de tener buenos conocimientos en el ámbito donde trabaja, necesita tener otro tipo de competencias que le ayuden a desarrollar de forma más efectiva su profesión. La marca personal de cada uno es la que le ayudará a diferenciarse de los demás, destacando por encima de estos y conseguir el trabajo deseado. Igualmente es muy importante trabajar la red de contactos (networking), donde están la mayoría de las oportunidades de empleo.

No debemos dejar de formarnos por nuestra cuenta, ya que nuestros conocimientos se pueden quedar desfasados. Como ya hemos comentado, muchos trabajos están actualizándose constantemente, por eso, una buena actualización de nuestra formación siempre será útil para no quedarnos atrás.

El estar en constante aprendizaje es una de las claves para conseguir oportunidades laborales. Otra de las claves es ser una persona multidisciplinar. Años atrás los puestos en las empresas eran ocupados por personas expertas en cada área, pero, esto ha cambiado, siendo cada vez más las empresas que buscan personas multidisciplinares para abarcar varias áreas de trabajo.

Especializarse en un determinado sector, pero sabiendo desempeñar otras funciones relacionadas, puede ser muy positivo a la hora de demandar un puesto de trabajo. Conocer bien tu entorno laboral puede ayudarte igualmente a mejorar en tu puesto de trabajo, conociendo bien todas las áreas y entendiendo su funcionamiento, bien a través de la empresa o formándote por tu cuenta. Contar con una mayor formación dentro de tu área laboral es un valor añadido para la empresa que tendrá en cuenta.

Ser autosuficientes
Quedarse en casa esperando una oportunidad laboral por mucha formación que se tenga no es nada recomendable. Se debe actualizar constantemente nuestro currículum, por mínimo que sea, ya sea un curso que hemos realizado hace poco, una mejoría en algún idioma extranjero o experiencia laboral que hayamos obtenido en algún empleo eventual para presentarlo totalmente renovado a las empresas. Las diferentes plataformas de internet para buscar empleo es otra de las opciones a tener en cuenta. Tarde o temprano alguna oferta nos llegará, mientras tanto, no hay que estar de brazos cruzados, hay que emplear el tiempo libre en seguir aprendiendo. Nunca hay que dejar de formarse mientras dura nuestra búsqueda de empleo. Por su parte, las empresas suelen buscar un tipo de perfil relacionado con este, es decir, personas que no se quedan atrás y están actualizándose constantemente.

Ser autosuficientes y demostrar los conocimientos adquiridos es esencial a la hora de realizar una entrevista personal y poder superarla. Establecer relaciones y contactos con personas del sector que deseamos acceder puede servirnos de gran ayuda para poder acceder a un puesto de trabajo. Tener personas influyentes en un sector que sepan valorar nuestra formación y experiencia laboral, puede darnos la oportunidad a la hora de encontrar un puesto de trabajo. Igualmente, contamos con la opción de emprender nuestro propio proyecto, con una gran formación, conocimientos adquiridos a lo largo de los años y ganas, cualquier persona puede lanzarse con su propio negocio. En definitiva, podríamos decir que seguir formándose a día de hoy es fundamental. No hay excusas para no hacerlo, existen muchas posibilidades para mantenernos al día, dando igual el lugar y el momento.

Cursos para desempleados
Los servicios de empleo de nuestro país cuentan con varios cursos gratuitos de formación para el empleo donde proporcionar a las personas sin empleo nuevas alternativas de cara al mercado laboral. Estos cursos pueden solicitarse de manera voluntaria, o bien, pueden ser obligatorios cuando se trate de demandantes de empleo con ayudas al desempleo por parte de nuestro país. Al inscribirse como persona demandante de empleo, se tiene derecho a recibir cursos de formación. Durante cada año, los servicios de empleo publican la oferta formativa de la que disponen, una lista amplia donde en cada uno de ellos se refleja la duración, los requisitos, el contenido y los títulos a obtener. Existen varias formas para inscribirse gratuitamente a estos cursos; registrándose en la web con la que cuentan los servicios de empleo en cada Comunidad Autónoma, presentándose en la oficina de empleo donde te orientarán para elegir el curso más conveniente o se puede adquirir la información en diferentes entidades y centros formativos que se encargan de impartir estos cursos. Existe un número muy amplio de cursos de formación gratuitos para inscribirte de forma voluntaria.

En cuanto a los cursos obligatorios, las personas que reciben ayudas o prestaciones por desempleo tienen el deber de participar en los programas de formación. Así, los servicios públicos de empleo se ocupan de enviar a estas personas las convocatorias que se producen para poder acceder a diferentes procesos formativos, cursos o charlas. Se debe asistir a las entrevistas y cursos obligatorios, ya que, incumplirlo podría dar lugar a sanciones o encontrar su demanda de empleo dada de baja. El total de los alumnos ha de asistir y aprovechar estos cursos, sabiendo que, una de las causas de exclusión son las faltas no justificadas de asistencia o no seguir con el curso.

Estos cursos son gratuitos, aunque no los paga el alumno de forma directa, se pagan con los impuestos de todos, por ello, se exige aprovechar esta formación lo mejor posible. Tras acabar el curso, los desempleados recibirán un diploma acreditativo de la formación recibida, obteniendo en muchos casos, una titulación oficial, por ejemplo, certificados de profesionalidad. Alguno de estos cursos suele ser bastante caro y complicado de realizar si no es mediante estos cursos gratuitos para desempleados. Se deben aprovechar estas oportunidades y así, poder volver al mercado laboral.

Escuelas de adultos o universidad de mayores
Nunca es tarde para aprender y formarse a lo largo de la vida. Muchas son las personas mayores o de avanzada edad que quieren seguir formándose volviendo a las clases para aprender nuevos conocimientos, bien a través de internet o presencialmente, ya sea para ayudar al cerebro a mantenerse activo, aprender en otra época a la que ellos tuvieron o simplemente se lo toman como ocio para enriquecerse aún más como personas.

Muchas de estas personas buscan sobre todo dominar el nuevo mundo de las tecnologías para poder integrarse en él. Existen muchos cursos especializados y carreras universitarias para seguir adquiriendo competencias y habilidades para crecer en el mercado laboral o simplemente para acrecentar la cultura y conocimiento sobre algo.

Cada vez son más las personas mayores que quieren seguir formándose, ya sea en la Escuela de Adultos o las Universidades. No es de extrañar ver en los últimos tiempos personas de 40 años en adelante, incluso ya jubiladas, compartiendo aulas universitarias con los más jóvenes. Es más, todas las personas deben de tener la posibilidad de poder formarse a lo largo de su vida, ya sea a través del sistema educativo o fuera de él, actualizándose y ampliando sus capacidades, conocimientos, aptitudes y habilidades tanto para su desarrollo personal como profesional.

Otras herramientas
Formarse en idiomas, sobre todo en inglés, es una herramienta imprescindible para expandir las opciones de cara al mundo laboral. Hoy en día, empleos relacionados con la educación, el turismo, el marketing o la hostelería exigen un nivel mínimo de inglés para acceder a algún puesto de trabajo, ya sea aquí o en el extranjero.

Hay muchas maneras de aprender o mejorar nuestro nivel de inglés, ya sea con cursos intensivos, academias privadas, escuelas oficiales u online. Viajar al extranjero es otra de las formas donde mejorar nuestro nivel de inglés, aunque por supuesto hay que esforzarse y contar con un nivel aceptable del idioma.

Otra opción para mejor el nivel de inglés puede ser por nuestra propia cuenta, ya sea mediante traductores, aplicaciones, internet, etc., hay muchas formas, pero en todas se necesita constancia y dedicación. ¿Es importante saber inglés para encontrar trabajo? Desde luego que sí. Antes, aprender el idioma era básicamente una opción, algo que ha cambiado en los últimos tiempos, siendo un requisito indispensable en cada vez más empresas y puestos públicos que requieren un alto nivel.

El inglés es sin duda el idioma que más puertas puede abrirnos, pero hay otras opciones como el francés, alemán o incluso el chino que pueden enriquecer el nivel de idiomas y ayudar en el área laboral especialmente en el sector de turismo.

Son miles de turistas los que visitan cada año nuestro país, y las empresas dedicadas a este sector buscan personas con un gran nivel en idiomas. Además del inglés, formarse en alguno de estos otros idiomas puede abrir multitud de puertas y permitir más fácilmente acceder a varios puestos de trabajo.

A tener en cuenta

Tanto los profesionales en formación como los empresarios están de acuerdo en que encontrar trabajo es complicado, teniéndolo más fácil las personas que mejor preparadas estén. Pero no se trata solo de encontrarlo, además, una vez lo hayas encontrado, se debe crecer tanto a nivel personal como profesional.

Ofertas de empleo: Casi el 50% de las ofertas de empleo buscan un perfil con estudios universitarios, ya sea con carrera o carrera y máster. Sobre un 30% suele requerir titulación de Formación Profesional. Entre estos dos niveles formativos se distribuye un 80% aproximadamente de estas ofertas de empleo en toda España.

Disminución del paro: Los datos del INE y la EPA así lo dicen, la tasa de desempleo en las personas con estudios universitarios y/o Formación Profesional son más bajas.

Más empleabilidad: Según los datos, la empleabilidad en la población de los titulados con mayor formación tienen menos contratos temporales que otros trabajadores, igualmente, tienen menos riesgo a la hora de ser contratados en jornadas laborales de menos horas, teniendo más facilidad a la hora de volver al mercado laboral.

Puestos destacados: Otro dato a señalar es que tener una mayor formación favorece a la hora de conseguir un empleo como alto cargo de una empresa, ya sea como directivos, ampliando su formación, o como mandos altos o intermedios.

Mejores salarios: A mayor formación, mayor remuneración salarial. Un trabajador con estudios de postgrado puede llegar a percibir una retribución de hasta un 150-160% mayor que la de un empleado sin estudios, sobre un 100% mayor que la de un trabajador con formación básica, un 45% mayor a la de un técnico superior en FP o sobre un 20% más que la de un profesional con carrera universitaria.

Texto: Ayer&hoy
Fotos: Pixabay