El paraíso de los helados artesanos

Desde hace cuatro años se puede degustar en Pinto de los mejores helados artesanos en Heladería la Rotonda (calle Manuel de Falla, 10), realizados con cariño por el maestro heladero Ángel González con su propio obrador en el local. Él y Ana, su pareja, decidieron abrir esta empresa puesto que no se encontraba nada igual en dicha localidad, por lo que se atrevieron a lanzarse a la aventura y de momento ha sido todo un éxito.

Es un lugar apto para los más golosos, ya que una vez entras es un sitio idóneo debido a que se pueden encontrar 38 variedades de sabores en vitrina, entre los que se encuentran los helados de toda la vida como es la vainilla, nata, fresa y otros como de cookies, pistachos, entre otros. El helado que más éxito tiene es el Chocolate Éboli, que se compone de perla de chocolate negro 100%, lleva este nombre haciendo referencia a la ciudad, donde será el único sitio en el que se puede encontrar este sabor.

Los helados se sirven tanto en tarrina como en cucurucho. El precio varía según las bolas que desee el cliente por lo que una bola su precio es de 2 euros, de dos es 2,75 euros y, por último, el de tres bolas 4 euros, pudiendo mezclar los sabores que más le apetezca al cliente.

Hay que destacar que además de helados también podemos encontrar otros productos como son granizados, batidos, gofres y tartas. También se puede encontrar variedad de productos sin gluten. El dueño de la heladería siempre intenta renovarse trayendo productos de origen tanto de Italia como de España, para que haya las últimas novedades en su establecimiento.

Ángel es un maestro artesano que en febrero participó en un concurso en la Comunidad de Madrid donde quedó en el segundo puesto y a nivel nacional en un sexto puesto donde presentó un helado de Tarta Sacher que conlleva helado, chocolate y albaricoque. Su horario, de lunes a jueves de 07 a 24 horas, los viernes de 07 a 01 horas, sábados de 09 a 01 horas y los domingos de 09 a 24 horas.