Cecilia Solorzano.
Eco-Friendly Events Planner.

Cada día son más las parejas de novios que se lanzan a la aventura de organizar su propia boda. Esto es una responsabilidad laboriosa y hasta complicada, al no tener en cuenta todos los preparativos que existen y las diferentes alternativas para afrontarlos de la manera más organizada sin que se quede fuera el más mínimo detalle, ya que no es tan sencillo como puede parecer.

Antes de comenzar se tiene que tener una idea muy clara de lo que se desea, para en base a ella, comenzar a trabajar y definir cómo será la boda. Ese momento nos servirá como punto de partida para visualizar todos los factores que hay que considerar. En este artículo os daremos unas cuantas pinceladas para ayudaros a poner en orden algunas cosas. Es decir, tener en cuenta estos pasos para organizar nuestra Agenda de Boda:

1. Definir la fecha de la boda
Pensar en alguna época del año que consideráis ideal para la celebración de vuestra boda. Como punto de partida es importante el fijar una fecha aproximada, ya que os podéis encontrar épocas del año donde los lugares de ceremonia y los de celebración tengan efectuadas reservas ¡incluso desde hace varios años! Y para no tener el imprevisto de no contar con espacio para la fecha y el lugar seleccionado hay que preveerlo con antelación.

Ya teniendo clara la fecha y la época del año, es importante que tengáis en cuenta que una boda al aire libre tiene ciertas complejidades, algunas mencionadas en el artículo del mes de mayo (podéis encontrarlo en http:/getafe.ayeryhoyrevista.com/category/tus-eventos/).

2. Define lista de invitados
Este punto quizá sea uno de los más complejos, hacer una lista de invitados no es siempre del todo fácil. Hay que tener en cuenta que este punto puede marcar incluso en el sitio donde celebraréis la boda, ya que tendrá que adaptarse al número de invitados. No solo tenéis que ver que tenga capacidad para el número de invitados previsto, sino que además hay lugares que exigen un número mínimo de comensales para reservar o incluso tienen penalizaciones de no alcanzarlo.

3. Encontrar el lugar ideal
En este punto os podéis hacer una pregunta fundamental para elegir el lugar donde llevar a cabo vuestra boda. ¿Cómo queréis que sea vuestra boda? Al responderte a esta cuestión veréis que el sitio de celebración es fundamental, ya que marcará y definirá el estilo de vuestra boda. Aquí podríamos definir dos espacios muy importantes. Por un lado, el lugar de la ceremonia y, por otro, el de la celebración, que, si bien en la mayoría de los casos se lleva a cabo en sitios diferentes, la tendencia actual es la de celebrar bodas completas en el mismo lugar, teniendo en cuenta las diferentes alternativas como: fincas de bodas, ayuntamiento, restaurantes, estancias y hoteles, entre otros.

4. Invitaciones de boda
Las invitaciones de boda también necesitan sus tiempos, no solo para elaborarlas sino para repartirlas a tiempo y de la forma adecuada. Teniendo en cuenta:
• La definición del diseño puede ser auto creación u optar por pre diseños, Depende de lo que queráis, puede ser tan simple como acudir a una imprenta y elegir entre un catálogo prediseñado.
• Repartir las invitaciones de boda. Hay invitados a los que se las podéis mandar por correo, pero seguro que hay familiares y amigos a los que preferís entregárselas en mano. Os esperan unas cuantas semanas donde vuestro tiempo libre se destinará a realizar visitas y quedar con vuestros futuros invitados.
• Las confirmaciones serán muy importantes para organizar las mesas de vuestros invitados. Rogar confirmación en la invitación, aunque siempre tendréis que llamar a algunos despistados para que os confirmen.
• La tecnología también ha entrado en escena en el mundo de las bodas, hoy en día se pueden encontrar recursos muy originales y prácticos como invitaciones digitales (email, WhatsApp, web, etc.)

5. Vestido y trajes
El estilo de la boda estará marcado sin duda por el estilo de ropa que decidáis. Quizás este punto sea una de las partes donde los preparativos son más emocionantes, pero tener en cuenta lo siguiente:
El proceso del vestido de novias, en algunos casos se suele alargar más de la cuenta, decidir el estilo, las pruebas, los arreglos, se llevan a cabo en un tiempo que puede variar mucho de una novia a otra. Tampoco es aconsejable elegir un vestido con mucha antelación, cada año trae nuevas tendencias, bien marcadas por la moda o por las mismas firmas de vestidos de novia y el lanzamiento de sus nuevas temporadas, así que atentas a los ShowRoom de vuestras firmas favoritas. Si el vestido o traje va a ser llevado a cabo por un diseñador, tener en cuenta los tiempos necesarios para que llegue a tiempo y sin prisas.

Considerando estos como puntos de partida, nuestra agenda de boda sigue y podríamos profundizar muchísimo en cada uno de ellos, así que dejando estos como pilares para ayudaros en la planificación mencionaremos algunos otros que no restan importancia y que en algún artículo anterior hemos podido profundizar un poco más.

6. Peluquería y Maquillaje
7. Fotografía y video
8. Decoración y flores
9. Alojamiento y desplazamiento de invitados
10. Otros preparativos que acompañan.