Sandra Aguilar, nombrada Hija Predilecta de la localidad de Pinto en el año 2017, es actualmente la secretaria técnica de gimnasia rítmica de la Real Federación Española de Gimnasia. Siendo subcampeona olímpica en los Juegos Olímpicos de Río 2016, bicampeona del mundo de mazas y cuarta en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 con el conjunto español, es la gimnasta rítmica española con más medallas internacionales en su palmarés fruto del esfuerzo de tantos años de trabajo.

“La disciplina y el compañerismo son factores imprescindibles para poder alcanzar el éxito en este deporte”

Pregunta.- ¿Cómo comenzó en el mundo de la gimnasia rítmica? ¿Pensó que llegaría tan lejos?
Respuesta.- Empecé con 5 años a realizar este deporte. Por ese entonces la rítmica no era el deporte que más me gustaba, pero mi hermana lo practicaba y yo hacía las mismas actividades extraescolares que ella. Desde luego que, en aquellos momentos, no pensaba que podría llegar a ser subcampeona olímpica.

P.- ¿Qué se siente cuando su ciudad le nombra hija predilecta de Pinto? ¿Ve su trabajo recompensado?
R.- Cualquier premio que he recibido a lo largo de mi carrera deportiva lo he agradecido mucho, pero cuando se trata de ser nombrada hija predilecta de tu pueblo es algo tan especial e importante que muy pocas personas pueden presumir de ello. Me considero tremendamente afortunada y lógicamente considero que esto también forma parte de la recompensa a mi trabajo.

P.- Es una de las mayores medallistas en este deporte, ¿cómo se recibe tener tantas medallas en su palmarés?
R.- Muy contenta de poder contribuir con esfuerzo y tesón al medallero de nuestro país, ya que junto a mi compañera y amiga Alejandra Quereda, las dos tenemos el récord de medallas internacionales en esta disciplina (42 en total).

P.- ¿Cómo es el día a día de Sandra Aguilar?
R.- Ahora mismo estoy terminando la carrera de INEF en la Universidad Politécnica de Madrid, alternando con el trabajo en la Federación Española de Gimnasia y haciendo las cosas normales de una joven de mi edad que anteriormente no podía realizar por mis obligaciones deportivas.

P.- ¿Qué sintió la primera vez que le llamó la selección española para poder representar a su país?
R.- La primera vez que competí con el Equipo Nacional fue en 2005 con tan solo 13 años en categoría Junior para el Torneo Internacional de Portimao (Portugal), una experiencia única, no daba crédito que con esa edad estuviera representando a España. Ese mismo año disputé mi primer Campeonato de Europa en Moscú (Rusia) y obtuvimos el 4ª puesto. Un resultado muy satisfactorio para ser nuestro primer Europeo.

P.- ¿Qué medalla es la que más satisfacción le ha dado? ¿Por qué?
R.- Para mí está claro. La Plata Olímpica conseguida en los Juegos de Río 2016. Representa un gran esfuerzo y por la buena competición que hicimos allí. Nos salió todo redondo, disfrutamos mucho y jamás lo olvidaré, además de pasar a formar parte de la historia del deporte español.

P.- ¿Qué es lo que más destacaría de este deporte?
R.- En mi opinión y en la del equipo, podemos destacar dos factores imprescindibles a la hora de practicar con éxito este deporte. La disciplina y el compañerismo. Factores que nosotras hemos llevado siempre a rajatabla.

P.-¿Se puede decir que poder participar en unos Juegos Olímpicos es el campeonato más importante en la carrera de una gimnasta rítmica?
R.- Sí, en la carrera de una gimnasta de rítmica y de cualquier deportista de alto nivel. Participar en unos Juegos Olímpicos es la mayor recompensa a la que puedes optar y el regalo con el que todos soñamos, en mi caso además se hizo realidad.

P.- ¿Qué se siente cuando se está en lo más alto del podio y suben la bandera de tu país y se oye el himno de España?
R.- Lo vivo con lágrimas en los ojos y satisfacción en el corazón. Es un orgullo enorme ver a todo un pabellón en pie oyendo el himno nacional de España mientras izan tu bandera. Indescriptible, realmente emocionante.

P.- ¿Qué puede decir o recomendar a aquellas chicas y chicos que empiezan ahora en gimnasia rítmica?
R.- Les recomendaría que se esfuercen y jamás dejen de soñar y trabajar, porque yo empecé como ellos y lo conseguí. Nunca hay que tirar la toalla por muy duro que parezca. Les diría que no hay fórmulas secretas para el éxito. Es el resultado de tu preparación, trabajo duro y aprender de los errores.

P.- ¿Ha cambiado mucho esta disciplina desde que usted empezó a la actualidad? ¿En qué aspectos?
R.- Lógicamente ha evolucionado, como todo a lo largo de los años. Ya no solo la disciplina, sino también los códigos, las músicas, las coreografías, los maillots. Aunque la base del éxito es siempre la perseverancia y el esfuerzo en el trabajo y eso es lo que nunca cambia.

P.- ¿Cree que el deporte femenino está infravalorado en nuestro país?
R.- A mi parecer, creo que sí. Es cierto que lentamente y poco a poco el deporte femenino va cogiendo más cabida y vamos avanzando. Todo esto es debido a que el deporte femenino actualmente goza de un momento álgido en todos sus aspectos donde, además, las mujeres estamos luchando y ganándonoslo a pulso. ¡Mujeres al poder! (risas).

P.- En dos años son los Juegos Olímpicos de Tokio, ¿cómo se está preparando?, ¿cuántas horas entrena al día?, ¿qué tipo de ejercicios practica?
R.- Fruto de tantos años de entrenamiento, después de los Juegos Olímpicos de Río, tres de nosotras tuvimos que pasar por quirófano para recuperarnos de las distintas lesiones que nos había provocado. Debido a todo esto, hemos dado paso al segundo equipo, que será el que esté presente en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. En cuanto a las horas de entrenamiento, dedicamos siete horas diarias ya que tenemos que repetir contantemente el ejercicio hasta lograr la perfección. Solemos realizar dos ejercicios, uno de cinco aparatos iguales como por ejemplo cinco pelotas y otro mixto donde se mezclan aparatos distintos como por ejemplo cintas y aros.

P.- La gimnasia rítmica es una disciplina en la que las deportistas se suelen retirar a una edad temprana, ¿cuánto tiempo tiene pensado seguir compitiendo en este deporte?
R.- Sí, realmente la vida profesional de una deportista de gimnasia rítmica es corta. Yo fui a los Juegos Olímpicos de Río 2016 con 24 años, por eso, a partir de esa edad es difícil seguir compitiendo…

P.- Entonces ¿no la veremos próximamente en torneos?
R.- En torneos ya no, pero la gimnasia rítmica es uno de los mejores regalos que me ha dado la vida y espero poder seguir disfrutando y estar siempre ligada a este deporte, si no es en el tapiz por supuesto será como fan incondicional del equipo.

Texto: Icíar Muñoz y Miriam Rosco; Foto: Cedida por Sandra Aguilar