Tras su aprobación por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid, se iniciarán los trabajos y se concretará la fecha de apertura.

El Alcalde de Pinto, Rafael Sánchez, anunció ayer que el Gobierno municipal da ya los últimos pasos para la apertura al público de la Torre de Éboli, su edificio más emblemático. El regidor ha avanzado que la propuesta municipal de musealización para adecuar el edificio a la visita pública se presentará a lo largo de este mes a la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid. Una vez obtenga el visto bueno, se procederá a la adquisición de mobiliario y a la encomienda a Aserpinto para encargar las obras de acondicionamiento necesarias, últimos requisitos para su inminente apertura, previsiblemente a lo largo de la primavera del próximo año.

El 10 de octubre de 2017 el regidor y el propietario de la Torre de Éboli, Álvaro Roca de Togores y Bustos suscribieron un convenio en el que se estipula ya el régimen de visitas, así como las obligaciones de ambas partes respecto al mantenimiento, horarios, aperturas extraordinarias, acondicionamiento y seguridad para este bien cultural. Este acuerdo obtuvo el visto bueno de la Comunidad de Madrid.

UN LARGO PROCESO
La Torre Éboli está declarada como Bien de interés Cultural, siendo su protección otorgada por el Real Decreto de 22 Abril 1949, por el Real Decreto 785/1962, de 26 de Abril, y por la Ley 16/85, de Patrimonio Histórico Español. En base a esto debería facilitarse la visita pública al menos cuatro días al mes, salvo causa justificada.

El Ayuntamiento de Pinto denunció la inexistencia de un régimen de visitas en el año 1997 a la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid como órgano competente, y con fecha 4 de mayo de 2000 se dictó una resolución la que se señalaba que, por razones de justicia social, la instauración de un régimen de visitas en la Torre de Pinto debía realizarse mediante la firma de un Convenio entre la propiedad y el Ayuntamiento. Este convenio se firmó con fecha 14 de marzo de 2001 y por conflictos con la propiedad no se había ejecutado en su totalidad y la visita al edificio no ha sido posible.

El actual equipo de gobierno ha realizado diferentes acciones para desbloquear esta situación. Rafael Sánchez mantuvo el pasado 31 de enero de 2017 una reunión con los responsables de la Dirección General de Patrimonio para la implantación del régimen de visitas. Con esta reunión, el regidor daba cumplimiento a una moción de Ganemos Pinto, respaldada por toda la Corporación en el pleno de diciembre de 2016, en la que se solicitaba la aplicación de la Ley y el establecimiento de al menos cuatro días de visita cada mes. En sus reuniones, el Alcalde obtuvo el compromiso de la Comunidad de Madrid de trasladarles a los propietarios la obligación de cumplir con la legalidad vigente y permitir las visitas a la Torre. Todo ello cristalizó en el acuerdo con el propietario en octubre del pasado año.

El regidor ha valorado positivamente el esfuerzo político, jurídico y técnico realizado por las diferentes corporaciones pinteñas para desbloquear este conflicto y hacer posible que los vecinos y vecinas puedan conocer mejor este edificio histórico. También ha reconocido la sintonía con la Comunidad de Madrid para agilizar el proyecto.

El régimen provisional de visitas, así como las características del monumento y su devenir histórico pueden consultarse aquí.