El Partido Popular de Getafe presentará en el próximo pleno una proposición para pedir al Gobierno municipal que mejore el estado de las calles, cuyos baches y socavones suponen un peligro para conductores, motoristas y ciclistas.

El deficiente mantenimiento de las calzadas del municipio se extiende a buena parte de los barrios, pero afecta especialmente a lugares como Getafe Norte, Sector 3, Las Margaritas y la zona Centro, castigados por la dejadez de la socialista Sara Hernández.

Los hundimientos del asfalto, las laceraciones y grietas que se aprecian en las calles o los adoquines desplazados representan una seria amenaza para el tráfico vial y un riesgo de caídas para los peatones, que en los pasos de cebra deben sortear los agujeros de las calzadas.

La situación se agrava en las jornadas de lluvia por la formación de balsas y charcos, lo que supone un riesgo añadido en la circulación.

Parte de las fotografías que acompañan a esta información se tomaron el pasado 20 de junio, fecha en la que cayó una ligera lluvia a primera hora de la mañana, suficiente para que se crearan charcas en los socavones.

En su proposición plenaria, el PP pide que se destinen los recursos organizativos y presupuestarios necesarios para mantener en buen estado el asfalto de las calles, así como que se facilite a la oposición las previsiones del trabajo del Gobierno municipal en un plazo máximo de 15 días.

El mantenimiento de las calzadas es competencia exclusiva del Gobierno municipal, que no puede responsabilizar a nadie más de su dejadez y su apatía en un asunto que no parece prioritario para la socialista Sara Hernández.

En la anterior legislatura, marcada por una durísima crisis económica, el Gobierno del Partido Popular acometió un enorme esfuerzo presupuestario para desarrollar un ambicioso plan que permitió asfaltar 176 kilómetros de calles, que es la distancia que separa Getafe de Cuenca, por ejemplo.

Con una diligente actuación, la mejoría fue evidente en los cuatro años de Gobierno del PP, que además sirvieron para paliar otro ejemplo de desidia socialista.