El Gobierno Municipal de Getafe insta a la Comisión del Pacto de Toledo a que estudie la viabilidad del sistema público de pensiones y al Gobierno de España a que replantee una subida de las pensiones así como de los salarios. El Gobierno de Getafe denuncia que “la subida del 0,25% se queda en nada, teniendo en cuenta que los servicios y productos básicos para las familias han superado esta subida, con el 1,6% de la vivienda, el agua y los combustibles, o el 1,3% en alimentos y bebidas no alcohólicas o el 2% el transporte, lo que agrava la situación de nuestros pensionistas que siguen perdiendo poder adquisitivo”.

Para el Gobierno de Getafe “es necesario mejorar los ingresos de la Seguridad Social y que se incrementen los Presupuestos para garantizar la suficiencia de sus prestaciones y la sostenibilidad de las mismas”. La alcaldesa, Sara Hernández, ha destacado que “todos y todas somos conocedores de cómo el Partido Popular ha vaciado la hucha de las pensiones durante los últimos años, haciendo una utilización masiva, indebida y excesiva del Fondo de Reserva”.

El Gobierno Municipal insiste en que “la ridícula subida de las pensiones en un 0,25% condena a las personas pensionistas a la pobreza, y con ellas, a muchas familias que subsisten con esas pensiones”. De hecho las pensiones mínimas y las no contributivas, se aplican a casi 3 millones de personas, los más afectados por la pérdida de poder de compra.

Por esto se propone que de forma urgente se reúna la Comisión del Pacto de Toledo, para estudiar la viabilidad actual del sistema público de pensiones español, protegiéndolo y no dejando que los gobiernos de turno puedan ponerlo en riesgo, tal como sucede ahora.

Esta demanda de una subida justa de los salarios, así como la recuperación de las pensiones, se basa en la idea de que “ya es hora de que los beneficios económicos y la recuperación de la que tanto presume el Gobierno llegue a los y las trabajadoras y a las personas pensionistas, además, esa recuperación del poder adquisitivo es fundamental para reactivar el consumo y la economía local”. Concluye este Gobierno diciendo que “creemos y defenderemos firmemente la supervivencia de nuestro sistema público de pensiones, un sistema que entendemos que lleva años siendo atacado por las políticas de Partido Popular”.