Toda una vida de dedicación al mundo automovilístico

En 1971 Argimiro Ron junto con dos compañeros de trabajo deciden independizarse y formar la sociedad Taller de Automóviles SAE S.L., alquilando un modesto local en la C/Empedrada del madrileño pueblo de Pinto, empezando así esta aventura.

El trabajo comenzó a fluir y en cuestión de meses el espacio se quedó pequeño por lo que se decidió comprar un nuevo solar en la Plaza Raso Rodela en la misma localidad y edificar nuevas instalaciones acorde a sus necesidades y posibilidades.

Con las obras casi terminadas reciben la visita de un representante de la Marca Renault quien les ofrece el Servicio Oficial de la firma para Pinto. De esta manera, y como el trabajo seguía aumentando, alquilaron posteriormente una parte de la finca colindante para subsanar las carencias de espacio.

Izq.: Vista aérea de las instalaciones en 1982. Dcha.: Argimiro Ron, fundador del Grupo.

Unos años más tarde, Argimiro decidió continuar la aventura en solitario, lo que suponía endeudarse más de lo previsto, pero con la ayuda de su familia lo pudo afrontar. “Tuve mucha suerte al contar con un equipo de profesionales que me ayudaron a superar momentos difíciles, que los hubo, y muchos’’. A finales de los años 70, se decide comprar una de las parcelas donde se edifica la nave donde continúan localizándose las actuales instalaciones, quedando inaugurado en 1982, con una plantilla de entre 25 y 30 empleados.

En este entorno y siempre buscando la forma de poder competir en el mercado, la empresa se constituye como Concesionario Renault, donde empiezan a desarrollar los equipos de ventas de vehículos y piezas de recambio. Tras realizar varias ampliaciones, este gran cambio supuso que en 1991 se constituyera una nueva sociedad: AUTOSAE, S.A. a la que se traspasa toda la actividad, dejando a TALLERES SAE para otras actividades. “En esos años los fabricantes querían estar presentes en todas las poblaciones y Renault nos anima a instalarnos en Valdemoro. Empezamos a buscar naves y compramos una en la C/ Tenerías que se encontraba en construcción, la equipamos, y en 1993 empieza a funcionar’’, comenta Argimiro, ampliando nuestra zona de influencia a las poblaciones de Parla, Torrejón de Velasco, Torrejón de la Calzada, Valdemoro, San Martin de la Vega y Ciempozuelos. La evolución fue enorme, y ya en 1998 compraron las instalaciones de Renault ya existentes en Aranjuez, volviendo a ampliar la zona de actuación, en esta ocasión a las poblaciones de Aranjuez, Titulcia, Villaconejos, Chinchón, y Colmenar de Oreja.

Acometieron las obras de remodelación y ampliación de la instalación y constituyeron una nueva sociedad con los anteriores propietarios llamada CABARAUTO, donde posteriormente adquirieron las participaciones de los anteriores propietarios pasándose a llamar AUTOSAE ARANJUEZ. “En esos momentos la cantidad de empleados superaba el centenar’’, explica Argimiro.
Posteriormente, ya con sus hijos incorporados a la sociedad, pensaron en seguir ampliando su empresa y vieron el municipio de Parla como una oportunidad, puesto que se trataba del núcleo de población más grande de la zona. “Compramos una parcela y comenzamos la construcción de unas nuevas instalaciones, que finalizan en el 2007, ¡en plena crisis!’’. Se trataba de un momento poco recomendable para iniciar una actividad de esta envergadura, pero decidieron aventurarse puesto que tenían los medios y el personal formado para iniciar este nuevo proyecto, así que decidieron inaugurar el nuevo centro también bajo el nombre de AUTOSAE. “Fueron años muy difíciles”, destaca en esta entrevista.

La empresa en la actualidad
En la actualidad han llevado a cabo numerosas obras necesarias para adaptarse a la imagen de marca en la zona. Todo ello unido a una nueva colaboración con la firma Nissan hacen que actualmente GRUPO AUTOSAE distribuya marcas como Renault, Dacia o Nissan. “Han sido casi 50 años con una dedicación plena donde he tenido que superar muchas controversias, aunque hayan sido mayores las satisfacciones. Pero el precio más alto que he tenido que pagar ha sido el no haber podido disfrutar más tiempo de mi familia’’, comenta Argimiro emocionado. Personalmente para nuestro protagonista en los inicios todos eran como una gran familia, “todos aportábamos el máximo, sin embargo, con el crecimiento las cosas cambian y las relaciones no son las mismas’’.

Izq.: El taller en el año 1983. Centro: una grúa de talleres SAE en 1980 Dcha.: hijo (Daniel) y esposa de Argimiro a finales del año 1981.

Aun así, en cuanto al futuro de la empresa, la dirección del grupo la regenta en la actualidad su hijo Daniel, quien como comenta “confío que continúe con esto durante muchos años más’’. Argimiro, que actualmente se encuentra jubilado, pasa a menudo por las instalaciones puesto que, como él señala, es difícil desprenderse de algo que tantas alegrías le ha ocasionado y a un trabajo al que tantos años le ha dedicado, “ha sido el trabajo de mi vida”.

De esta manera, podremos seguir disfrutando de un legado donde la amabilidad y el esfuerzo por sacar un sueño adelante priman en esta empresa.

Texto: Icíar Muñoz/Miriam Rosco
Fotos: Autosae

al mundo automovilístico