Bomberos de la Comunidad de Madrid con destino en el Parque de Getafe visitaron a los niños ingresados en el Hospital Universitario de Getafe con el fin de celebrar con ellos las fiestas navideñas. Los bomberos acudieron ataviados con sus trajes de intervención y cascos, así como útiles y herramientas propios de la profesión.

Los chicos compartieron la mañana con los bomberos que se sometieron a toda clase de preguntas sobre su actividad profesional y se fotografiaron junto a los niños para que guarden un grato recuerdo de la jornada. Además, los profesionales aprovecharon para darles ánimo y recordarles sencillas normas de autoprotección que deban mantener durante su vida.

Los bomberos que participan en esta actividad tradicional lo hacen de manera desinteresada y voluntaria, en una jornada en la que se encuentran libres de servicio. Por su parte, la Comunidad de Madrid, que apoya esta iniciativa desde hace varios años, presta el material necesario para las demostraciones, tales como vehículos, herrajes y cuerdas.

Los bomberos acudieron en un coche bomba y bajaron los paquetes de regalos hasta la terraza del Jardín de Pediatría a través de una tirolina. Este gesto del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid con el Hospital Universitario de Getafe se ha convertido en una tradición, ya que no han faltado a ninguna cita en los últimos 14 años. Fernando Llorente, jefe del parque de bomberos en Getafe, se ha encargado de organizar la visita y gestionar la recogida de los juguetes que han sido cedidos por los centros comerciales de la zona.

Las visitas pretenden llevar en fechas tan señaladas, con la figura del bombero como héroe infantil, unos minutos de alegría e ilusión a los niños que atraviesan momentos difíciles por causa de una enfermedad, que les obliga a permanecer en estas fiestas en un hospital.