Myriam Millanes

Pasan los años y seguiremos gastando el papel. Dejando huellas, rompiendo letras, perdiendo lágrimas impresas en él. Y seremos serios, tristes, risueños, amargos, dulces o partes de un sueño. Nos daremos los consejos que tenemos dispuestos para lo que no seremos, porque siempre supimos qué hacer con los problemas ajenos. Y veremos pajas, que nunca vigas, que construyen puentes que no cruzaremos. Nacimos cobardes creando fronteras para no perdernos. Vagamos errantes en rutinas importantes, mientras así lo creemos.Y somos fieles, sumisos, amantes. Visto el laberinto desde las alturas para salir antes. La puerta secreta de la eterna duda, ser dueños de nuestro silencio o esclavos de esa diosa llamada Fortuna.