ana-moreno

Ana Moreno. Maquilladora profesional

Por fin las deseadas vacaciones. Vamos a desconectar, descansar, divertirnos y lucir esos modelos que tenemos en el armario reservados para nuestros días en la playa. Cuando llega el momento de preparar nuestro neceser, nos damos cuenta que hay productos como: bases de maquillaje demasiado claras para cuando nos dé el sol, barras de labios muy pesadas o coloretes demasiado cubrientes que no concuerdan para nada con el look veraniego que pretendemos lucir en los próximos días.

Por todo esto vamos a dar un repaso a los productos específicos que nos van a ser útiles en esta época y los distintos usos que vamos a hacer de ellos.

Es importante aclarar que no es lo mismo un producto waterproof que un producto resistente al agua. Waterproof resistirá sudor, lágrimas y humedad. Puedes humedecerte con él y se mantendrá intacto, pero no puedes meterte dentro de una piscina, o se desplazará y dejará ronchas. Sin embargo, sí puedes bañarte sin problemas con un producto resistente al agua.

Aclarado esto, vamos a reconstruir nuestro neceser y recalcar que ninguno de los productos que vamos a utilizar sustituye al protector solar imprescindible en esta época.

Si vas a ir a la playa y pretendes ir maquillada toma nota y elige los pasos y opciones adecuados para ti.

Sustituye tu base de maquillaje por una bb cream o crema hidratante con color. Su textura ligera unificará la piel de tu rostro con una cobertura translúcida y si eliges el color adecuado podrás incluso bañarte maquillada.

Si lo necesitas maquilla tus cejas con un lápiz resistente al agua al igual que el eyeliner y máscara de pestañas.

Existen sombras de ojos líquidas resistentes al agua si no puedes prescindir de ellas en la playa.

En los labios para un acabado natural opta por un bálsamo de labios transparente o con color, si tiene filtro solar mucho mejor. Y si estás acostumbrada a colores intensos en los labios, utiliza labiales permanentes. Los hay incluso que sirven para labios y mejillas.

En cuanto al cabello, recógelo después de aplicar una mascarilla hidratante y protectora solar. Además que ayudará a fijar tu peinado, lo hidratará y si aplicas más cantidad donde vas a recogerlo, lo protegerás de la roturas causadas por la goma elástica. Si tienes el cabello corto o no quieres poner mascarilla, puedes utilizar un spray protector de sol y reparador.

Volvemos de la playa, y vamos a salir a dar un paseo o a un chiringuito de noche. Volvemos a aplicar nuestra crema hidratante con color. Un truco: Desde el primer día del verano hasta el último, nuestro bronceado va a ir creciendo de manera progresiva. Te recomiendo comprar una crema hidratante con color de un tono muy oscuro y añade unas gotitas a tu crema de color que utilizas en invierno. Según va aumentando tu bronceado, vas añadiendo color oscuro. Así tendrás todo el verano el color exacto para tu piel sin necesidad de comprar varios tonos.

Prescinde de utilizar polvos translúcidos en la medida de lo posible, ya que una piel mate y además bronceada tendrá un aspecto apagado. Una opción perfecta para las mejillas es un colorete en crema, ya que dará un aspecto jugoso y saludable. Elige colores rojizos o anaranjados si te bronceas en tonos dorados, y tonos más rosados si tu bronceado es cetrino.

Utiliza un gloss o bálsamo ligero para los labios en los mismos tonos que lleves en la mejilla.

En cuanto a los ojos, es recomendable tanto en las cejas, máscara de pestañas como para el eyeliner utilizar productos waterproof, ya que en zonas de humedad es fácil que el maquillaje se desplace y conseguiremos el temido acabado ojos de panda.

En cuanto a las sombras, ligeras y brillantes, en tonos tierra si te bronceas en dorado, y grises o plata si tu bronceado es cetrino.

Puedes dar un toque a tu cuerpo aplicando crema hidratante con glitter, que hará resaltar tu bronceado.

Y si decides huir del sol, hoy en día existen alternativas como maquillaje corporal, autobronceadores, etcétera, que consiguen un acabado muy real.