Arrancaba carcajadas en los 90 con sus imitaciones de José María Aznar o José María García, pero la fama, tan pronto como llegó, se marchó. Por suerte, Rubén Ramírez, aquel niño de gafas redondas que se recorrió la programación entera de Antena 3 imitando a un sinfín de personajes, no perdió el tiempo con lamentos. «Aprendes que no vale la pena tanta fama, si luego enchufismo y amiguismo te pueden desplazar con facilidad», reflexionaba Ramírez en una entrevista en El Periódico de Catalunya. Tras 31 episodios de la serie ‘Este es mi barrio’, protagonizada por José Sacristán, su teléfono dejó de sonar. Por suerte, sus padres le previnieron de lo que podía venir, y del vacío que podía esconderse tras sus imita- ciones y por eso exigieron que su hijo tuviese un profesor particular. Hoy Rubén es licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster en Dirección de Relaciones Públicas y Gabinetes de Comunicación y lleva años colaborando con diversos programas de radio. Hoy confiesa que le gustaría volver a firmar contratos para hacer reír a la gente, y asegura ser capaz de imitar hasta 60 personajes distintos.

(Texto e imagen: Fotogramas)