En plena crisis inmobiliaria, la franquicia de Redpiso situada en la zona sur de Madrid ha conseguido abrirse paso y llegar al éxito desde su apertura en 2000. Redpiso siempre se ha caracterizado por un trato totalmente individualizado, buscando las necesidades del cliente y personalizando la demanda. Cada uno de los asesores que forman parte del equipo se dividen por zonas, de esta manera conocen a la perfección el nicho de mercado, así como las competencias, para lograr diferenciarse y llegar mejor al cliente. La compra es muy importante, pero también la venta. Hoy en día, en la franquicia cuentan con un servicio totalmente informatizado (CRM) el cual facilita todo tipo de gestiones, aportando una gran calidad y rapidez al proyecto. Redpiso no es solo una inmobiliaria, sino un conjunto de servicios como gestoría propia, departamento jurídico y sectores de marketing y publicidad. Redpiso está en continuo movimiento con el objetivo de alcanzar el máximo número de clientes posible.