47 años de experiencia en el sector inmobiliario de Getafe

La historia de esta inmobiliaria comenzó su andadura en el año 1970, cuando Don Victoriano González Mendo y un compañero de trabajo de Kelvinator, deciden montar una oficina de  venta de pisos en la C/ Toledo, nº 2 1ª planta. Pasados cinco años, deciden tirar cada uno por su cuenta, y es entonces, cuando Victoriano se traslada a la Plaza General Palacios, número 5, en la 2ª planta y crea la agencia inmobiliaria.

El hijo de Victroriano González, en 1982, ayudando a su padre antes de trabajar con él.

La idea surge de su fundador, al ver que Getafe estaba creciendo muy deprisa debido a la llegada de muchas familias de otras regiones, rurales en su mayoría, y algunas constructoras no tenían oficina dedicada a ventas y él se encargaba de vender edificios en los diferentes barrios de la localidad, destacando las Margaritas y Juan de la Cierva, que allá por los años 70 empezaron a estar en auge. Victoriano, actuaba como intermediario (corredor como antiguamente se denominaba) entre las constructoras y los clientes. Pero mucho antes de montar la oficina en Getafe, ya contaba con experiencia, porque había trabajado vendiendo parcelas en la zona de la Sagra en Toledo y viviendas de segunda mano. Victoriano llegó de Cáceres a Getafe cuando tenía 24 años, hasta entonces, se había dedicado a la ganadería y la agricultura, comenzando a trabajar en Kelvinator y gracias a su carisma emprendedora y comercial se puso a trabajar en el sector inmobiliario y crear su propia empresa, la cual permanece hasta nuestros días y que es gestionada por dos de sus tres hijos. En los años 70, el mercado de compra de viviendas estaba en auge y vio una oportunidad en el, gran parte de la población de Getafe era gente extremeña y al ser una persona considerada seria entre sus paisanos, le depositaron su confianza para que les buscara una vivienda. La agencia inmobiliaria ha estado situada en la 2ª planta del edificio hasta el año 2005 y a partir de ese año se traslada a la 1ª planta del mismo edificio hasta hoy en día.

En el año 1984 se incorpora a la empresa su hijo José Victoriano. En los primeros años trabajan todo tipo de inmuebles en la ciudad de Getafe. Y a partir de los años 90 amplían la oferta de venta de viviendas en toda la zona sur de Madrid, en Fuenlabrada, Parla, Leganés, Alcorcón, Móstoles, etcétera. Por otro lado, en los años 90, dada la gran demanda de clientes, deciden abrir dos oficinas en Villaverde Alto y otra más en la C/ Madrid nº 34 de Getafe, pero a la hora de delegar se dieron cuenta de que preferían ser ellos mismos los que llevaran a cabo las operaciones de la agencia. Estuvieron casi diez años con más oficinas, pero deciden cerrarlas y seguir gestionándolas ellos mismos desde su negocio familiar de toda la vida. La agencia inmobiliaria en sus 47 años de existencia se ha llamado con diferentes nombres, primero fue Victoriano como autónomo, seguido de la sociedad Victopal (empresa fundada con Don Herminio Palomo,  luego se crea la sociedad Sujomi y en el año 1995 cuando se incorpora otra de sus hijas a la empresa, María Jesús González, se crea la sociedad que permanece hasta nuestros días denominada VGM Asesores Inmobiliarios.

 

Los hermanos José Victoriano y María Jesús en la actualidad.

En 2007 relevo generacional

En el año 2007 Victoriano se jubila y delega en los dos hijos que le han ido acompañando en esta andadura empresarial, y a día de hoy son los dos hermanos quienes se encargan de gestionar la inmobiliaria, aunque su padre está muy presente en su día a día y en todo momento les aconseja, asesora y les ofrece su compañía.

Su hija, María Jesús, nos cuenta que su padre sigue con ganas e ilusión el negocio y disfruta viendo las evoluciones de la misma. La agencia inmobiliaria no solo se dedica a la compraventa y alquileres de todo tipo de inmuebles, también tramitan todo tipo de documentos relaciones con los inmuebles: herencias, testamentos, cambios de titularidad, plús valía municipal, valoraciones y tasaciones, etc, así como peritaciones judiciales ya que María Jesús es agente de la propiedad inmobiliaria, colegiada en Madrid. También están muy presentes en el movimiento de suelo en presentes y futuros desarrollos de Getafe.

Nosotros intentamos seguir la misma filosofía de siempre, que es tratar a nuestros clientes personalmente nosotros, desde principio a fin en todos los tramites de la operación, incluso en los cambios de titularidad de todos los suministros que tenga contratado el inmueble vendido.  Además, trabajar en familia consideran que ha sido gratificante porque han sabido separar lo familiar de lo laboral, una vez que llegan a la oficina se ponen manos a la obras para luchar por la empresa de una manera muy respetuosa, en la que cada uno tiene una serie de competencias, aunque siempre han contado con el apoyo el uno del otro.

 

Evolución del mercado

Imagen de mediados de los 90, cuando VGM estaba en la segunda planta.

La oferta y demanda de viviendas también es algo que ha ido cambiando mucho en estos casi cincuenta años. El mercado inmobiliario se tiene que ir adaptando a los movimientos económicos y todo varia a razón de la calidad de vida de cada uno. Por ejemplo, hace veinticinco años no se ofrecían viviendas de tres dormitorios, dos baños, ascensor y plaza de garaje, pero las construcciones van evolucionando y mejorando las prestaciones con zonas comunes, ascensor y plazas de garaje.

Al preguntarles por lo más positivo para ellos de su trabajo, coinciden ambos en la enorme satisfacción de ver al cliente contento una vez finalizado todo el trámite e importantísimo también la amistad que les unen con todos los profesionales de este sector con los cuales colaboran que, después de tantos años trabajando juntos, pasa a ser una gran amistad dentro y fuera del trabajo.

José Victoriano en 1985 y Mª Jesús en 1995 cuando entran en VGM.

Pero lo más importante de esta historia es la vocación que tienen sus propietarios por el trabajo que realizan y las ganas de intentar superarse día a día, con formación continuada para así prestar un buen servicio. Aunque la mayor satisfacción para ellos son las personas que llevan confiando en sus servicios desde hace casi cincuenta años, clientes que a día de hoy se acercan para solicitar una vivienda para sus hijos o nietos. Una historia que ojalá sigan disfrutando de ella por mucho tiempo, y que alguno de sus nietos del fundador la continúe con la misma vocación y profesionalidad.

 

 

Texto: Natalia Sánchez Martín-Albo. Fotos: VGM Inmobiliaria/N.S.