Myriam Millanes

Y yo, que ya perdí una vez, un sol entre mis dedos,

me encuentro apostando de nuevo por verlo salir.

Y tú, que dejaste una luna llena en la ventana, encerrada

entre cristales sin reflejo, me vuelves a ofrecer

soplar en el espejo y creer en esa magia que dices,

está por venir.

Y el eco que devuelve lo que escucha, ha engañado al miedo

en un chasquido y un sonido como agua de rocío, me

susurra, suavemente, que hoy sí.

Un amanecer lleva tu nombre y un ocaso espera

por un sueño en el que poder dormir.

Las barreras quedaron abiertas y se ha colado

un tiempo muerto con muchas ganas de vivir.

Esa enredadera, que florece nuestra primavera,

nos volvió a (des)cubrir.

Y está vez, voy a dejar que aniden los pájaros,

en mi cabeza sus trinos, nunca se dejaron de oír.

 

https://tienda.leibroseditorial.es/producto/prisma-myriam-millanes-papel908

Papel ? https://amzn.to/2nFE8w0